CONTRATIEMPOS.
Los contratiempos no existen, o por lo menos en su sentido negativo. Sólo la incapacidad de una mente limitada a entender el plan global, de un universo perfecto donde no existe margen de error.
Un oportunidad única para experimentar, fluir e improvisar. Ser más flexibles ante la estructura rígida de lo planificado, de la expectativa ante lo supuestamente inevitable.
Experimentar el para que, cuando los acontecimientos imprevistos surgen a escena y con la mirada holística para integrar…entonces se alcanza el entendimiento del cambio inesperado, del giro de acontecimientos imprevistos…
Benditos contratiempos.